¿Cuál es la finalidad de un certificado de calidad?

Publicado en por Hernan Vazquez

Un certificado de calidad posiciona a la empresa como respetuosa por los estándares de calidad mundial, lo que le da cierto status en su mercado y le permite posicionar sus productos en otros países. Aquí un breve análisis de las certificaciones ISO y su implementación.

Certificados de calidad

Los mercados mundiales globalizados e interconectados se han convertido en mercados altamente competitivos y disímiles, con procesos, servicios y productos que difieren diametralmente entre sí.

De esta forma, los conglomerados de empresa necesitan algo que las regle y que estandarice ciertos procesos que se llevan adelante. Con este objetivo, se crea el Instituto de Normalización Internacional o ISO, el cual se encarga de normalizar ciertos procesos productivos.

Dentro de sus certificaciones, se encuentra la posibilidad de que la empresa del usuario se certifique en calidad, o en la norma 9001 ISO, la cual reglamenta los procesos de calidad dentro de la empresa.

Esta norma es como un examen internacional por el que la empresa debe atravesar satisfactoriamente, para así demostrar a los mercados que sus procesos cumplen con la normativa de calidad vigente.

¿Para qué sirve?

Las empresas certificadas en calidad se encuentran un paso más adelante que sus competidores, ya que pueden asegurar a sus potenciales clientes, tanto individuos como empresas, que sus procesos siguen los máximos estándares de calidad internacional.

La gestión de la calidad no es un elemento sencillo. Se deben tener en cuenta factores que van desde el ingreso de materia prima y la selección de los proveedores, pasando por el proceso en sí, realizar controles de laboratorio, hasta el servicio de postventa.

Todos estos elementos, que luego serán controlados por una empresa certificadora como SGS, BureauVeritas, IVAC, Aenor, BVQI, u OIA, llevan a que la empresa haga una inversión de dinero, tiempo y esfuerzo en mejorar sus procesos de calidad.

Además, no todo termina con la certificación, sino que luego se realizan mantenimientos anuales de dicha norma, con el fin de que la empresa continúe con su proceso de desarrollo de la calidad durante todos los años subsiguientes.

Es por esto que las empresas certificadas en calidad se posicionan efectivamente frente a su comunidad, a su público cliente y frente a otros mercados internacionales, los cuales pueden ser atacados luego de la certificación.

Calidad
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post